Por qué debemos empezar a planificar el 2018


“Al no planificar, estás planificando para fracasar” — Benjamin Franklin

Es común que en estas fechas de último año vayamos bajando el ritmo en nuestras actividades, y en lugar de mantenernos productivos, estamos pensando en las vacaciones que tendremos o qué serie en Netflix podremos empezar a ver.

Y no te digo que esté mal, sin embargo un guerrero a pesar que no esté en batalla, está siempre en guardia — quizá en modo defensivo —  pero atento y dispuesto a pelear si es necesario.

Por ende tanto física, mental y espiritualmente, es preciso que estemos — como en el ajedrez — con una lista de jugadas por hacer en cualquier circunstancia.

Como diría uno de los mejores Presidentes que ha tenido Estados Unidos, según las biografías que se han escrito acerca de él:

“Dame seis horas para cortar un árbol y utilizaré las primeras cuatro horas en afilar el hacha.” — Abraham Lincoln.

Muchos invierten más horas de lo que deberían en hacer una tarea, que si tan sólo hubiesen usado, digamos, media hora en planificar los pasos a seguir, posiblemente estarían concluyendo con la misma en la mitad del tiempo.

Hay algunas herramientas y técnicas que utilizo para planificar mis proyectos a corto, mediano y largo plazo las cuales quiero compartir con ustedes en este artículo, sin embargo antes quiero compartirles una filosofía que he adoptado al querer iniciar un proyecto nuevo.

Tim Ferris es uno de mis autores y lifestyle coaches preferidos (no lo conozco en persona, pero al leer sus libros, blog y escuchar su Podcast lo he nombrado uno de mis mentores. Espero algún día poder conocerlo en persona) y el nos comparte una filosofía, asegurando que los planes a largo plazo no funcionan para él.

Esta consiste en enfocarse en proyectos que duren 6 meses, si alguno de estos funcionan y empiezan a dar frutos, los desarrolla y les da otros 6 meses de vida, de lo contrario los desecha.

Realmente me ha funcionado. Para darles un ejemplo, este blog lo inicié el año pasado, era un proyecto de 6 meses y aunque no escribí muy seguido, el haberlo iniciado dio lugar a otros proyectos más y a impulsarme a seguir aprendiendo, investigando, entrevistando a personas y sobre todo a cumplir mi meta de por lo menos ser 1% mejor que mi versión de ayer.

Hoy después de 1 año aún sigo escribiendo en él porque me pareció una excelente herramienta, no solo para mi, sino también para las personas con quienes comparto estos tipos de pensamientos.

Pero esto no quiere decir que no tenga proyectos de más de 5 años. Algo que he aprendido de mis mentores, aunque sean virtuales, es el hecho de tomar lo que considere bueno para mi y ponerlo en práctica. Lo que funciona para ellos, no siempre funcionará en mi. Los invito a pensar de la misma manera.

Hablando de proyectos y para así iniciar de una vez por todas con las técnicas y herramientas que utilizo para planificar mi día, semana, semestre e inclusive 5 años hacia adelante, quiero compartirles este episodio del Podcast que lleva por nombre Comunidad Storydoers, un proyecto que inicié con mi amigo Salva hace dos meses aproximadamente y ya vamos por el sexto episodio.

 

 

Escúchalo a través de SoundCloud o vía iTunes.

Si no tienes la oportunidad de escucharlo, de igual manera te presento un resumen de las técnicas que compartimos para que puedas planificar desde ya tu 2018:

Toma un papel y lápiz o hazlo en tu aplicación de notas favorita. Pero te pido que te des la oportunidad de enfocarte completamente en este ejercicio, para que realmente sea aplicable en tu vida.

  • Escribe todo lo que quieres lograr. No te limites al hacerlo. Por ejemplo: Comprar una casa, vivir en otro país, crear tu propia empresa, escribir tu primer libro, tener familia, recaudar dinero para construir escuelas, tener una mejor condición física, etc.
  • De esas metas, establece un tiempo límite para lograrlo. Siguiendo con el ejemplo de comprar una casa. Siendo realista pero visionario a la vez, digamos que nos llevaría 5 años para comprar nuestra casa soñada, en un lugar exclusivo de la ciudad y equipada con los muebles que alguna vez pusimos en nuestro tablero en Pinterest. Por cierto, Pinteres es una excelente herramienta para establecer metas. Muchos la utilizan pero pocos saben realmente sacarle provecho.
  • Y continuando con la idea de Pinterest, es preciso que creemos un tablero con todas esas metas por medio de fotografías o dibujos. Este tablero debemos ponerlo en un lugar visible, en donde jamás se escape de nuestra mirada. Puede ser digital, sin embargo recomiendo que sea físico. Para contarles de mi tablero, yo tengo una fotografía de la casa que quiero tener cuando viva en Nueva York, también tengo fotografías de los países a los cuales quiero visitar; como Argentina, Nueva Zelanda, Italia, Suiza, entre otros. También una fotografía de los que más admiro en el deporte, como una inspiración para llegar a tener la condición que tienen ellos, entre otras fotografías que me inspiran a diariamente trabajar en mis metas.
  • Alterno a ese tablero, crea otro con el detalle de esas metas. En breve les compartiré una idea de como escribir una meta y que realmente inspire a trabajar en ella.

Ya teniendo establecidas tus metas, quiero que trabajemos en una filosofía bastante utilizada por expertos en el tema. Llamada SMART, acrónimo en inglés que sus letras significan: Specific, Messurable, Atteinable, Realistic, Timeline. Específico, Medible, Alcanzable, Realista, Tiempo (la línea de tiempo).

Desarrollemos esta filosofía tomando el siguiente ejemplo:

Específico: Escribir mi primer libro.

Medible: Hace un listado de los capítulos que deseo escribir, las investigaciones y entrevistas que debo realizar. Todo lo que pueda ser útil para llevar control de mi progreso.

Alcanzable: Si sabemos escribir, de seguro podremos escribir un libro. Quizá no como un autor bestseller, pero con algo debemos empezar.

Realista: Nuestra meta debe ser acorde a nuestra capacidad, de lo contrario nos parecerá imposible a tal grado que no queramos trabajar en nuestra meta.

Tiempo límite: Como lo mencioné anteriormente en los pasos a seguir, establecer un tiempo límite nos ayuda a, no solo hacerla ver más real, sino a ponernos en modo urgencia y animarnos a alcanzarlas. Obviamente también para que valoremos nuestro tiempo.


Cómo escribir una meta

Como les prometí antes, les mostraré como escribir una meta, tomando en cuenta la filosofía SMART.

En ocasiones la hoja en blanco nos abruma, al tal grado que tendemos a procrastinar en el hecho de establecer nuestras metas. Pero esto es simplemente porque aún no sabemos como escribirlas.

Ésta es una de las mejores formas de escribir nuestras metas. Tomando otro ejemplo de metas, digamos que quiero tener una mejor condición física. Siendo más específicos, bajar 10 libras.

“Yo bajaré de peso fácilmente, por lo menos 10 libras para el 31 de Enero 2018.”

Vayamos por partes con esa meta: El ‘Yo’ en esa meta, desde el principio me compromete a lograr lo que diré en el resto de la oración. ‘Bajaré de peso’ es lo que quiero lograr, en lugar de decir “quiero” o “me gustaría” el decir que lo haré, ayuda nuevamente a comprometernos con el resultado que deseamos. ‘Fácilmente’, es como el gatillo que nos dispara a pensar de manera positiva y estar seguros de nosotros mismos de que podremos lograrlo. El ‘por lo menos’ en esa oración, aunque nuestra meta sean realmente las 10 libras, esto no nos limita a que ese sea únicamente el resultado. Obviamente siempre y cuando sea saludable para nosotros bajar más que eso. ‘Para el 31 de Enero 2018’ es nuestra fecha límite, no más que eso y nuevamente nos lleva al estado de urgencia y animarnos a alcanzarlo para ese entonces.


Ya vimos como seguir los pasos para establecer nuestras metas o resultados que queremos alcanzar, también aprendimos una filosofía para poner orden a nuestras metas, también a como escribirlas y que suenen en nuestras mentes de una forma más atractiva.

Ahora, quiero compartirles una técnica que aprendí de Tony Robbins, la cual pretende crear un panorama global con respecto a nuestras metas, y con ella, acompañarnos a diario estableciendo hábitos, objetivos diarios, etc. Nuevamente un acrónimo llamado RPM. Result, Porpouse, Massive Action. Resultado, Propósito y Acciones.

Antes de eso, quiero compartirles como yo trabajo esta técnica:

Primero, establezco Metas Globales. Estas son: Salud, Aprendizaje, Negocios, Social y Espiritual. A partir de ellas, escribo mi Resultado el cual es el primer paso del RPM. Posteriormente el propósito o propósitos por los cuales deseo tener dicho resultado. Por último las acciones que tomaré para lograrlo.

Vamos al ejemplo de Aprendizaje:

Mi Resultado esperado es: Ser autodidacta y aprender algo nuevo a diario.

Mis Propositos: Ser un mejor profesional, poseer conocimiento de cultura general, ser políglota, aprender de otras culturas, etc.

Acciones: Leer un libro por semana, escuchar audiolibros y Podcast — mejor si es Comunidad Storydoers (jeje) — mientras voy manejando o me ejercito.

A partir de este ejercicios, ya será más fácil para nosotros ordenar nuestras ideas y visualizar mejor nuestras metas. Como seguimiento a estos pasos, les recomiendo dos herramientas que utilizo para llevar mi control de hábitos y tareas para alcanzar mis metas.

  • Una libreta. Física y digital. Ambas son necesarias. Les recomiendo una libreta de bolsillo y para la digital, descarguen Evernote en su celular.
  • Ya lo he recomendado en otros posts, es la aplicación de Habitica. También utilizo Wunderlist. Y otro bastante utilizado es Todoist.

Recuerda esta frase:

“La claridad de tus objetivos y el constante trabajo son los dos factores más importantes para alcanzar tus metas.”

Mi amigo Salva, quien también es mi compañero en Comunidad Storydoers nos comparte 2 técnicas más, las cual sugiero que las escuchen en el episodio #6 del Podcast.

No temas al futuro, en lugar de ello, prepárate para afrontarlo de la mejor manera. Nuestro plan anual y el utilizar a diario un libro de anotaciones, diario, journal o como le quieras llamar, será nuestra arma y nuestro escudo para luchar las batallas y emprender nuevas aventuras en nuestra vida.

Así que espero que este contenido haya sido de utilidad para ti, y que realmente te ayude a tener una mejor visión del futuro y a donde quieras llegar.

Agradeceré me compartas por ésta vía o a través de mis redes sociales, como te fue al realizar tu plan 2018, si tienes una fotografía del ejercicio y si me lo permites, lo publicaremos en la página de Comunidad Storydoers y tendrás una mención especial.

Antes que te vayas, agradeceré te suscribas al Podcast y sigas las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram) para estar al tanto de las futuras producciones. Hasta la próxima.

“El futuro ya está aquí — simplemente aún no ha sido distribuido uniformemente.” — William Gibson.

 

¿Quisieras recibir una dosis semanal — emitida cada Viernes — con información de valor que he recabado durante la semana, proyectos en los que me encuentro, libros que he leído (por cierto tengo como meta 2 libros a la semana), frases que me han impactado, etc?

Te invito a suscribirte a mi boletín llamado Viernes de Viñetas haciendo click aquí.

 

www.jaimeflorian.com